Posteado por: marcelocassani | 24 de marzo de 2020

La importancia de las mediciones

Parte de una buena evaluación del sistema de aire comprimido es la medición del gradiente de presión de la planta. Esto se puede lograr colocando transductores en varios puntos de la planta a lo largo de la tubería de distribución. Si se hace esto, un gráfico basada en el tiempo de los datos puede mostrar dónde ocurre la mayor pérdida de presión.

Muchas veces, los equipos de registro pueden colocarse solo en la sala del compresor y al final de la tubería. Esto también capturará el gradiente de presión total pero no identificará dónde se desarrolla la pérdida. Con frecuencia, un auditor experimentado puede estimar con precisión la ubicación de la pérdida, pero a veces esto falla debido a circunstancias inesperadas y suposiciones defectuosas.

Hace poco tiempo en una evaluación en un sistema encontre una pérdida de presión de 1.5 bar en una caería de 4 pulgadas cuya longitud es aproximadamente 150 metros por la línea circulan aproximadamente 28 m3/min. Sin mirar las tablas de pérdida de tuberías, podría ser fácil suponer que, con este flujo significativo y la corrosión interna, podría haber una alta pérdida de presión. Pero revisando tablas de perdidas, se determinó que este flujo debería haber producido solo 0.17 bar de caida de presión.

¿entonces?
Se colocaron varios transductores de presión con sus correspondientes dataloggers a intervalos regulares a lo largo de la tubería y se encontró algo extraño: la alta caída de presión estaba ocurriendo a lo largo de una pequeña longitud de tubería ubicada cerca de la sala de compresores.
Una inspección detallada de la línea encontró la existencia de un antiguo caudalímetro de placa orificio de cuando el caudal que manejaba la instalación era la cuarta parte del caudal que maneja actualmente y que debería haber sido eliminado en un trabajo de modificación de la línea realizado recientemente.

Un único ganador: El cliente, y ha ganado mucho.
Por un lado, ya ha generado la orden de trabajo y los usuarios que se quejaban de falta de presión están contentos porque podrán usar las maquinas a plena capacidad nuevamente.
Por otro lado, se evitó la inversión de unos cuantos miles de dólares en la compra del compresor que le estaba sugiriendo el vendedor de equipos.

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: