Posteado por: marcelocassani | 15 de diciembre de 2017

¿Los autos eléctricos contaminan más que los vehículo a nafta?

Una investigación de la Universidad de Michigan hace poco tiempo aseguró que los vehículos que consumen combustibles tradicionales de petroleo pueden emitir menos gases nocivos que uno de motor eléctrico. El estudio se ha basado en el análisis de la cantidad de emisiones de CO2 necesarias para producir la energía de los autos eléctricos.

Autos eléctricos, movilidad sostenible, energías limpias, motorización eco-friendly, cero emisión de gases contaminantes son las palabras que le ponen glamour y marketing a esta situación y discurso dominante en torno a la electrificación de la movilidad segrega conceptos asociados al ambientalismo, la conciencia verde y el compromiso con la ecología.

Segun el estudio de la universidad esto no sería tan así. Se construyó una conciencia cultural alrededor de los vehículos con propulsión eléctrica que merece ciertos reparos. “Un auto que se mueve a nafta contamina menos que un vehículo eléctrico”, lo aseguró una investigación realizada por la Universidad de Michigan, USA y aunque sea una sentencia contradictoria, inexacta y relativa, es real e ilustra un fenómeno que es ambiguo ya que el informe enuncia que un auto a combustible debe consumir menos de 4,6 litros por cada cien kilómetros para que sea más limpio que uno eléctrico.
La contaminación de la energía eléctrica es indirecta. Los vehículos no emiten partículas nocivos mientras circulan, lo hacen antes: allí radica el estudio de los científicos. Investigaron los diferentes métodos de producción de energía necesarios para mover un automóvil, estudiaron los modos de obtención y analizaron el mercado de 143 países. Es lo mismo que mencione tiempo atrás cuando hablabamos de los autos que funcionan con aire comprimido.

Cuba, por ejemplo, donde predomina un parque automotor antiguo y de escasa eficiencia, debería reducir su consumo a 7,5 litros de combustible por cada cien kilómetros recorridos para que sea más ecológico que un auto movido por la electricidad. La marca que debería alcanzar la Argentina para que un vehículo convencional emita menos CO2 a la atmósfera que uno eléctrico es de 3,5 litros por cada cien kilómetros: se posiciona entre Estados Unidos (4,2 l/100 km) y España (2,9 l/100 km). En el país, los modelos que menos consumen no bajan de los siete litros consumidos cada cien kilómetros en ámbito urbano.

Hasta la próxima,

Marcelo Cassani


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: